Marketing Digital vs Marketing Tradicional. ¿Es el final de los anuncios en TV?

20.02.2019

Hoy en día el concepto de marketing digital ha ido evolucionando rápidamente. La mayor parte de empresas dedicaban prácticamente la totalidad de su presupuesto para publicidad en campañas físicas como televisión, radio, periódicos o revistas. Sin duda era efectivo ya que todo el mundo presta atención a alguno de estos canales, sino a varios. Sin embargo, este tipo de publicidad también es cara, y cuando digo cara me refiero a MUY CARA. Por ejemplo, un spot estándar de 20 segundos en una gran cadena nacional como Telecinco, Antena 3 o Cuatro puede alcanzar un precio total de 22.000€ en prime time, ¡por spot!

Sin duda los tiempos están cambiando. Es cierto que el alcance que conseguimos gracias a la caja tonta es muy potente, pero también hay que señalar que el consumo de televisión está cambiando.

Según el último informe de Nielsen, la Generación Z (de 2 a 20 años) es la que pasa menos tiempo frente al televisor, pero esta tendencia está también agravándose en los diferentes grupos de edad respecto a años anteriores. La generación baby boomer (53-100 años) y generación X (38-52) son los que más tiempo pasan viendo televisión.

El peso que ha ido perdiendo la televisión, lo ha ido ganando la publicidad en redes sociales y Google.

Según el Informe Anual de Redes Sociales de la IAB para el año 2017, el 86% de los usuarios españoles utilizan las redes sociales a diario. O lo que es lo mismo: 19,2 millones de personas utilizan alguna RS todos los días en España. Saber realizar una buena campaña de Facebook Ads es una de las formas más rápidas y baratas de llegar a tu público objetivo.

Y si entramos en la publicidad en buscadores los números son aun más escandalosos. En 2019 una campaña en buscadores con un presupuesto medio de 50€ al día (1.500€ al mes) podría ofrecer un retorno de inversión por encima del 50%, muy por encima del margen de beneficio de campañas tradicionales que suele oscilar en torno al 20%.

Según un informe realizado por PricewaterhouseCoopers, los ingresos por publicidad digital ascendieron a aproximadamente 72,5 millones de dólares en el 2016, suma que representa una mayor inversión que la de la televisión por primera vez en la historia.

La principal ventaja de realizar una campaña SEO/PPC es que la inversión inicial es apta para todos los bolsillos. Da igual si tienes mucho dinero o poco, los costos de optimización y PPC se pueden establecer a medida para que encajen en el presupuesto de cada persona lo que abre la ventana a jóvenes empresas que quieran dar su primer paso en un mundo condenado a la digitalización publicitaria. Por otro lado, su coste es independiente del volumen de tráfico que consigas llevar a tu web. Por ejemplo, si haces una campaña en Google Ads pagarás por cada click que se haga en el anuncio, por tanto cada persona que accede a tu web tendrá un coste, mientras que con el posicionamiento SEO siempre tendrás unos costes estables independientemente del número de usuarios que lleguen a tu sitio web.

¿Cuál es la conclusión de este enfrentamiento?

Sin duda la TV sigue siendo un mayor foco publicitario, un enorme dinosaurio que empieza a mirar al cielo por donde se acerca peligrosamente un asteroide digital que dará fin a la publicidad tal y como la conocemos para abrir una nueva era digital que simplificara menores costes y el acceso a consumidores globales.